Cómo ayudar a mejorar la calidad del servicio de intérpretes

¿Cómo puedo ayudar a mejorar la calidad de la interpretación?

Idioma de los oradores

Hay ponentes que tienen dificultades para expresarse en el idioma en el que dan su ponencia. A menudo suelen resultar muy difíciles (y algunas veces imposibles) de traducir. Si es posible, permita que cada orador se exprese en el idioma en el que se sienta más cómodo. Trate de averiguar la nacionalidad de los ponentes y los idiomas que hablan.

Documentación imprescindible

  • Programa actualizado (necesitamos siempre la última versión)
  • Ponencias y citas escritas que se van a leer (con al menos una semana de antelación)
  • Presentaciones (con la máxima antelación y la versión definitiva en cuanto esté disponible)
  • Resúmenes de las ponencias si no hay otro material más extenso.
  • Copia de cualquier documento de trabajo que se vaya discutir.

Documentación muy recomendable

  • Siglas habituales del sector o la profesión (significado y equivalencias en distintos idiomas)
  • Biografías de los ponentes
  • Referencias bibliográficas o webs relacionadas con el tema del congreso

Oportunidad de hablar con los oradores

Poder revisar la presentación con el orador antes de su ponencia o al menos tener la oportunidad de conversar unos minutos permite al intérprete captar su forma de expresarse y aclarar dudas. La mejora en la calidad de la traducción puede resultar muy notable.

Condiciones de trabajo

La interpretación simultánea (escuchar a una persona al mismo tiempo que se reproduce lo que dice en otro idioma) es un trabajo extremadamente difícil que pueden hacer muy pocas personas. requiere una concentración absoluta y cualquier distracción, ruido, falta de calidad del sonido, o incomodidad afecta la calidad de la interpretación.