Interpretación consecutiva

El orador pronuncia su discurso íntegro y, cuando acaba, el intérprete lo repite en el otro idioma.

Un servicio de interpretación para situaciones muy formales que está prácticamente en desuso. El orador pronuncia su discurso mientras el intérprete toma apuntes con un sistema de símbolos parecido a la taquigrafía. Cuando el orador finaliza su discurso, el intérprete lo pronuncia en el otro idioma en su integridad.

Intérpretes: Precisa un único intérprete especializado en consecutiva.

Equipos: No se precisan equipos específicos aunque, según el caso, puede que sean necesarios equipos de megafonía.

Desventajas: Ralentiza la comunicación y suele provocar impaciencia entre los asistentes.