Cómo ayudar a mejorar la calidad de la traducción

¿Qué puedo hacer para ayudar a mejorar la calidad de la traducción?

Terminología

  • Si dispone de terminología específica de su sector (glosarios, listas de piezas, productos, componentes), háganosla llegar y la incorporaremos en el glosario que tenemos para su organización. También podrá resolver cualquier duda terminológica con su traductor asignado.
  • También pueden sernos muy útiles otros materiales ya traducidos anteriormente pero, OJO, si no confía en la calidad de la traducción anterior o nos ha escogido precisamente porque no estaba satisfecho con las traducciones que tenía, díganoslo para no perpetuar los errores.
  • No dude en indicarnos la web de su competencia, si cree que utilizan una terminología contrastada y fiable.

Revisión por sus agentes o importadores

Si busca vender o promocionar su producto o servicio en otro país donde tiene un agente o distribuidor, envíele la traducción para que la revise y haga caso a todo lo que le indique. A menudo, no es cuestión de si la traducción está bien o mal, sino de que hay que adaptar el mensaje a la cultura local. Si le devuelven la traducción llena de correcciones, estaremos encantados de revisarla para asegurar que no hay erratas.

Encargue la traducción con tiempo suficiente

Las prisas nunca son buenas. El proceso de traducción requiere tiempo: buscar y contrastar la terminología, traducir, revisar y releer… Téngalo en cuenta.

Identifique las distintas partes del texto en el original

Si va a tener que manipular los textos traducidos identificar los textos en el idioma original puede facilitar su tarea y evitar errores a la hora de colocarlos.

Revisión de textos maquetados

Conviene hacer una última revisión de los textos maquetados antes de publicarlos, en soporte electrónico o papel, para detectar esas pequeñas erratas que estropean un buen trabajo.